Candelas en el Polo Norte

 

Daniel Rearte es tío de nuestro “Xipirón” Diego y un gran deportista. Hoy ha cumplido un gran sueño, se ha enfrentado a un duro reto, lo ha superado con éxito y ha llevado las Candelas hasta el Polo Norte. Una candela por cada kilometro de la Nort Pole Marathon 

Antes de emprender su aventura nos dejo estas palabras:

Historias futuras….

Comencé a correr a mi regreso de Aconcagua festejando los 50 hace ya más de década y media, entusiasmado y motivado por el aprendizaje que dan los desafíos, los retos, la vida….primero en carreras y maratones de calle y luego en los trails y ultratrails en lugares naturales. Desafíos que exigen intenso entrenamiento físico pero más mental…horas de integración con el sendero, con la tierra, con nuestro interior, con la vida misma, en montañas, desiertos, glaciares….creciendo interiormente a través de extensos y duros encuentros con la naturaleza, aprendiendo a transformar los problemas en desafíos y la angustia en voluntad, y llevarlos y practicarlos luego en la vida diaria. La Marathon de Sables en el Sahara, la Gran Muralla en China, el Círculo Polar Artico en Islandia, la Ultra Trail del Mont Blanc en los Alpes o el Everest Trail Race en Nepal  fueron algunos escenarios…pero un día apareció el gran reto, el que no esperábamos, ni buscábamos!. El reto del Diego!. Un Ewing de varios cm que hizo tambalear todo, que nos puso al límite, que nos sorprendió, nos azotó, nos hizo tocar fondo…Pero ahí apareció él con su inmensa capacidad de pelea a pesar de sus escasos 14 años , y con él su familia y con su familia , la lucha, y el Sant Joan de Deu y las Pulseras  Candela, y la ciencia y la investigación y la esperanza… Fue duro, muy duro, costó, vaya si costó!,  pero se avanzó y se logró mucho!!!!…pero la lucha sigue, y más que antes, cada día más fuerte, cada día más alto, cada día más lejos!… porque aún hay muchos Ewing dando vuelta… Porque la vida en realidad, es una Ultra en si misma…y allá vamos!…hoy es la North Pole Marathon la excusa… su manto helado, su inmensidad allá arriba, en la latitud 0° nos espera y allí apuntan las Candelas!…y vamos todos, para ayudar a la ciencia, a la investigación, a la búsqueda del conocimiento que ganará la batalla, al Sant Joan de Deu a hacer su historia, nuestra historia….

… Y por què la North Pole Marathon?

La historia del futuro….

Cuentan que el Polo Norte era, entrado el siglo XXI, una inmensa masa de hielo flotante que solo podía ser navegada por submarinos muy por debajo de sus decenas de metros de espesor. Que por su superficie solo llegaban expediciones y aventureros con ansias de conquista. Cuentan que lo habitaban osos polares, focas y especies que desaparecieron cuando se retiraron los hielos ante el calentamiento global provocado por las actividades humanas…cosas que provoca el hombre haciendo historia… historias que mezclan sonrisas y lágrimas, luces y sombras… Cuentan también que eran tiempos en que el cáncer infantil se llevaba vidas inocentes y destruía familias, pero aquí también actuó el hombre…se invirtió en ciencia, se investigó, apareció el conocimiento, se juntaron almas, se juntaron soñadores, se jugaron todos…y hoy…hoy también el cáncer infantil es historia….(año 20… d.c.)

¡Gracias Daniel! La unión hace la Fuerza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *